Panda gigante

Este lo conocemos ya que en la década de los 80s México se vistió de gloria teniendo la primera cría en cautiverio fuera de China, hablo del panda gigante.
Es un sorprendente mamífero que ha evolucionado por completo aislado en las húmedas montañas del sudeste de China.
En la actualidad, sus poblaciones resultan muy reducidas, ya que dependen directamente de los ciclos de reproducción de dos especies de bambú, su único alimento, que cada siete años desaparece para germinar a la temporada siguiente. Esto supone la muerte de no pocos ejemplares cada vez que se cumple el ciclo del vegetal.
Se le localiza en las espesuras de las montañas, hasta mas arriba de 3.500 metros. A pesar de que antes sus poblaciones ocupaban un área mucho más extensa, a tenor de los restos fósiles encontrados en la porción norte del Himalaya, es posible que desde hace bastante tiempo la población de pandas se encuentre mas o menos estabilizada.
Se trata de una reliquia que ha llegado hasta nuestros tiempos gracias a lo remoto de su hábitat y a carecer de enemigos naturales en el ecosistema donde vive.
La tala de los bosques de los pandas es la mayor amenaza para su existencia, los alimentos y los refugios escasean, las poblaciones están cada vez más aisladas.
Los territorios de los pandas se han visto reducidos a la mitad en tan solo dos décadas , principalmente a causa de la tala de árboles.
A pesar de tener una dentición de carnívoro, sólo la usa para masticar los brotes de bambú, alimento que digiere muy lentamente. En la actualidad se está llevando a cabo un complejo y costoso proyecto biológico por parte de la World Wildlife Foundation y de la Academia China de las Ciencias en las montañas de Sichuan para conocer con más exactitud el comportamiento de este escaso mamífero, auténtico símbolo de los animales en peligro de extinción y de los movimientos conservacionistas que se empeñan en salvaguardar a estas especies para nuestros herederos.
Los pandas no pueden hibernar debido a su necesidad de comer de forma perpetua, vagan por el bosque helado y su piel gruesa y grasienta los aíslan y parecen inmunes al frío.
Parecen torpes pero son engañosamente ágiles, sus articulaciones son tan flexibles que pueden morderse su propia cola y realizar emocionantes ejercicios de gimnasia a cámara lenta.
* Con información del gobierno de Shicuan
Technorati Profile

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *