Aun hay quienes creen en el FAP

Ricardo Ruiz Suárez, quien es el brazo operacional y de amplia confianza de Alejandro Encinas, ha señalado que una ruptura en este momento del PRD saliendo del mismo López Obrador seria el acabose del Frente Amplio Progresista.

Y voy a decir algo que quizá a algunos de mis apreciables lectores sorprenda, pero es verdad.

El Frente Amplio Progresista es un excelente nombre ya posicionado en la mente de muchos pro izquierdistas, pero que no tiene derechos reservados y que, cuenta con una estructura bastante sólida si contamos que tiene 900 consejos municipales que le darían un poder de movilizar hasta los 3 millones de personas.

La ruptura del PRD y López Obrador, significaría también el fin de esa estructura que a ambas partes conviene, la cuestión es ver que se negocia y quien negocia.

Technorati Profile

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *