Duras concesiones se deberan tomar, pero nadie parece oir en Israel

Caray que tiempos aquellos en los que vivía Itjzak Rabin y era primer ministro…. eran los tiempos en que se pensaba que luego de casi cinco décadas, podía existir una paz duradera y honrosa para ambas partes.

Ahora duerme el sueno de los justos.

Recordando su muerte que tuvo a manos de un judío ultra ortodoxo que sencillamente dijo que ese no era el camino y ya siendo un interino en el gobierno; Ehud Olmert reitera que hay que hacer dolorosas concesiones para que Israel ya pueda tener una paz que sencillamente no conoce:

Que concesiones son esas¬

Sencillas pero quizá inaceptables para aquellos que no creen que una paz sea a través del dialogo, entregar los barrios árabes de Jerusalén y regresar a los límites de 1967.

Así de simple, por ejemplo, el entregar los barrios árabes de Jerusalén es prácticamente dividirla, recordemos que Jerusalén ha sido una ciudad que para las tres mayores religiones actuales (judía, católica y musulmana) significa una ciudad con cierta carga especifica, por lo cual dudo los judíos tradicionalistas deseen entregar donde esta el muro norte o considerado uno de los puntos neurálgicos del judaísmo; el muro de los lamentos.

Regresar a los limites de 1967 es prácticamente entregar las ciudades (se dan cuenta lo que acabo debo decir, es tanto como pedir que se entregue todo lo ganado por las guerras que se han dado), la entrega de Samaria y Judea.

Pero así, será cuestión de ir viendo, si es posible la paz, que muy pocos como Olmert o algunos miembros de Kadima, en ella piensan.

Technorati Profile

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *