Represion en Rusia

Si esto no es ir rumbo al totalitarismo, no se que sea.

Sucede que el nuevo gobierno ruso de Drimtry Medvedev es una farsa y por lo mismo habíamos dicho que en el poder detrás del poder estaría el ex presidente Vladimir Putin, tanto que dejando el cargo de presidente es nombrado primer ministro.

Caray, que pena.

Pero bueno, ahora resulta que todos aquellos que hablen mal de Putin en los medios electrónicos pueden ser suspendidos; así como lo leen.

Vean el caso.

En un noticiero Mikhail G. Delyagin que es uno de los opositores al gobierno que mayor peso especifico tiene en aquella región del planeta, hablo duramente sobre Vladimir Putin, en el canal de televisión le eliminaron digitalmente, pero creo que de tan mala suerte que lo hicieron mal, en un par de tomas aparecen sus piernas.

Y es que como el mismo Delyagin lo dice es la mejor manera de ir aplastando a la disidencia política que no piensa como el gobierno; y para muestra ese botón.

Delyagin ha sido miembro desde hace tiempo de la llamada ílista de suspensiónî, un grupo de opositores políticos y otros críticos del gobierno que han sido proscritos por el Kremlin de todos los noticieros y programas de política.

¿Hacia donde va Rusia?

Nadie lo sabe y con acciones como esta o la detención sin causa aparente del ajedrecista Gary Kasparov que también era critico con el gobierno de Putin, no sorprendería que regresaran los tiempos de las detención injustificadas en un país que parece, solo tiene memoria de corto plazo en su política o no esta muy a gusto con la libertad.

Technorati Profile

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *