Esperando respuestas de Macedo de la Concha

Con esto de que el Cartel de Sinaloa que comanda Joaquín Guzmán Loera, alias el íchapoî guzmán, están apareciendo curiosidades que por el momento, les contare una.

Cuando recién ingreso el presidente Vicente Fox, el capo de la droga se encontraba recluido en el penal de Puente Grande Jalisco, CEFERESO #2 de máxima seguridad, pero sorpresa, esa máxima seguridad fue vulnerada cuando escapo.

Aun recuerdo cuando Guadalajara (curiosamente, Yo me encontraba en aquellas tierras cuando ocurrió la fuga) estaba casi sitiado con rondines de gente armada en camionetas y columnas de hasta tres patrullas fuertemente artilladas.

Jamás fue reaprendido aun hoy en día, sigue prófugo.

Las detenciones jamás se hicieron esperar, todo el penal fue investigado, desde el que recolectaba basura hasta el mismo director, se detuvieron algunos custodios y el director, luego de arraigos y mas tiempo, algunos custodios son detenidos y sentenciados.

Pero ningún mando intermedio o alto; esa cuestión habría costado en países de primer mundo al procurador de justicia o el director de penales federales con la renuncia en la mano.

Nunca paso nada.

Ahora permítanme les platico que sucede con algo que se esta manejando en silencio pero, que tiene severos alcances si se demuestra alguna negligencia o complicidad.

¿Recuerdan al ex procurador de la republica, Rafael Macedo de la Concha?

Si, fiscal militar, general, que siempre se acompañaba pero de escoltas militares ya que decía que en la procuraduría aunque había gente valiosa la mayoría estaba corrompida.

Bien, pues sucede que tiempo después de la fuga del íChapoî Guzmán, los agentes federales, esos que estaban corruptos, tenían ubicado al peligroso capo y líder del cartel de Sinaloa en un rancho en el estado de Nayarit, lo único que solicitaban era luz verde de parte de la oficina de México para proceder, en un operativo así no se informa a mandos intermedios sino muy altos dada la red de corrupción que existe.

La orden fue tajante.
Alto.
El general Macedo procurador de la republica detuvo las acciones para que un grupo elite del ejercito saliera desde la ciudad de México rumbo a Nayarit, pero tardo tres días en llegar.

Tiempo suficiente para que íalguienî se enterara de íalgoî de lo que estaba ocurriendo y pudiera informar a quien iban a capturar, un helicóptero proporcionado por el íg¸eroî Palma fue el encargado de permitir la huida del íchapoî Guzmán.

¿Fue hecho adrede?, creo que no, pero el general Macedo de la Concha no es conocido por sus mas atinadas decisiones sino mas bien por metidas de pata.

Technorati Profile

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *