Dos casos para reflexionar; Josef Fritzl y el “zeta” que inicio a los 13 años

Pues si hay casos como estos que les presento ahora que sencillamente dejan mudo a quien se entera.

Sucede que un reconocido diario en México menciona en sus notas de ayer que en el poder de la agencia al combate del narcotráfico en Estados Unidos, esta una persona que era “Zeta” desde los trece anos de edad.

Quienes son los “zetas” bueno, eran (o son, aquí aun hay disyuntivas la primera indica que los verdaderos zetas están muertos o presos y el otro camino que ya es un grupo mas allá de la historia original de militares elite) comandos elite del ejercito mexicano al servicio de Osiel Cárdenas (preso ya extraditado en poder de autoridades norteamericanas) líder del cartel del golfo.

Ellos son/eran su brazo ejecutor y ariete de embestida cuando alguna plaza la querían o aquietar o tomar por asalto a cualquier otro grupo de narcotraficantes (Sinaloa, del milenio, Tijuana, etc.).

Ahora imaginen un niño de 13 anos que a dicha edad ya era zeta y estaba en misiones de este equipo aunque fuera, como observador o cargador de balas o lo que gusten, el crecimiento que tuvo.

Bueno ya lo tiene detenido la DEA y dudo salga fácilmente de la cárcel por los próximos 20 anos.

Ahora, en otro orden de ideas en Austria se dio a conocer que una persona tuvo encerrada por 24 anos a su hija en un sótano con quien tuvo varios hijos y, ellos no conocían la luz del sol.

Josef Fritzl de mas de 72 anos se ha negado a responder pregunta alguna sobre el porque abuso y encerró a su hija por tanto tiempo; este tipo de casos son los que clínicamente dejan muchas mas preguntas que respuestas.

Y es que vean, su hija de 45 años tuvo 24 anos encerrada en el sótano donde de forma sistemática era violada por el padre al grado de engendrar a estos seis niños; ahora que esto ha pasado sabemos que que todo empezó cuando su madrastra la sumergió en una bañera llena de agua hirviente cuando tenía nueve años, y que después su padre la violaba “tres veces al día” , a menudo en presencia de la cónyuge, la quemaba con ácido clorhídrico e incluso le llegó a coser su sexo para que no pudiera tener relaciones con otras personas.

¿Increíble?… Yo digo que dantesco los dos casos aquí referidos pero, ¿y usted?

Technorati Profile

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *