Se recuerda a Laika, con un monumento en Rusia

En la historia la experimentación con animales muchas veces ha ayudado de mas, a que los productos, alimentos, etc. que usa el hombre tengan una medición sobre respuestas que pudieran provocar.

Se de antemano que es un tema controversial y que los animales tienen derechos, dignidad, he escrito sobre el íartistaî que amarro un perro callejero en una exposición y le dejo ahí hasta morir.

De los estudiantes de que grabaron con su celular el arrojar un cachorro de perro a unos cocodrilos y estos lo devoraron.

He mencionado que no me parece correcta la forma de matar a los animales en rastros, estoy en contra de la fiesta brava y además; creo que el ser humano a estas alturas no puede permitirse este grado de sadismo contra animales, siendo que protestamos tanto por hacerlo a sus semejantes.

Bueno, pues tarde pero me parece excelente medida, Rusia levanta un monumento a íLaikaî.

Si esa perra cuyo viaje al espacio hace más de 50 años abrió camino a las misiones espaciales tripuladas, de antemano sabemos que ella no regreso viva, pero fue monitoreada en todo momento y por el avance de la ciencia, la cual en ocasiones comete estas acciones que pueden ser consideradas brutales pero que ante todo existen justificaciones nos gusten o no.

Estoy en contra de la matanza de focas arpas en Canadá y Alaska, pero es necesaria ya que son plaga, hemos roto la cadena alimenticia y el equilibrio en el mundo, ¡frica da permisos una vez al año para la matanza del elefante, porque crecen de una forma desproporcionada.

No es la manera, no es la forma, pero hemos hecho tanto daño al planeta que va siendo hora de disminuirlo, cuidarle o de menos, no crezca.

Bueno, el caso de íLaikaî primero se dijo fue muerta con una inyección controlada; a la caída de la Unión Soviética se supo que la perra mestiza de dos años, una vez puesta en la capsula, tuvo que aguardar ahí encerrada tres días por contratiempos y al ser lanzada efectivamente comprobó que un ser vivo podría soportar el lanzamiento y las presiones G expuestas en un evento así, pero falleció pocas horas del lanzamiento por hipotermia en el espacio.

De hecho todos los animales utilizados por los rusos, fallecieron en lanzamientos fallidos antes del vuelo espacial exitoso, con su retorno a Tierra, de Belka y Strelka en agosto de 1960.

Hoy los rusos, le hacen justicia recordándole.

Technorati Profile

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *