Partidos politicos y la porqueria

partido alternativa socialdemocrataCuando los partidos políticos son vistos ya no como institutos de crecimiento y formación política para que proyecto en pro del común sean vistos en la praxis, tenemos un problema.

Sucede que en México al menos los partidos políticos son vistos como parte de negocios personales donde sus dirigentes están dispuestos (en algunos casos) a dinamitar el avance del país por gusto propio o bajo la premisa del berrinche.

El secuestro se usa como parte de la estrategia de poder político y así es como se secuestran partidos a través de corruptelas en los que se pueden amañar todo tipo de preceptos para el fin ultimo que ya dista mucho de ser el bien común para convertirse en el bien propio.

Así, de igual manera dentro de la porquería que están sumidos algunos en post del poder político, los ven a los partidos como feudos familiares y hacen hasta lo indecible para retenerles, alianzas, coaliciones, ventas, apoyos, etc. Con tal de no perderles.

¿Saben quienes los mantenemos?

prdSi los mexicanos con el pago de nuestros impuestos, es por eso que cuando vemos situaciones como las del Partido de la Revolución Democrática y el de Alternativa Socialdemócrata que uno reflexiona y dice, porque no puedo hacer algo?

Pero al menos Yo me doy cuenta de que la forma de castigo a un partido político es no votar por alguno de sus candidatos y así jugar a la estadística con los cálculos que se traduce en victorias y fracasos y al final, la autoridad federal electoral que es un órgano de ciudadanos a la vista de todos, les dará menos recursos por su parte de representación proporcional.

Pero tan poca gene hace esto o lo sabe o imagina que bueno, es parte del folclor de México, uno por cierto que no me enorgullece, ¿ok?

A propósito que el miércoles dice Arturo Núñez del PRD, encargado de llevar acabo las elecciones internas, se sabrá quien gano… Y en el caso de Alternativa Socialdemocrata, hubo re elección de dirigente nacional, así que la porquería sigue ahí y hasta aquí, a mi oficina, huele.

Technorati Profile

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *