Crece el no ir a la ceremonia de apertura de las olimpiadas

Pareciera que si bien la idea de Nicolás Sarkozy o mejor dicho, quizá ni su idea fue, ¿verdad?, pero el lo dijo primero, sobre sabotear los juegos olímpicos ha creado una atmósfera de reflexión.

Nadie quiere boicotearlos, pero ya hay varios jefes de estado que dijeron no iran a la ceremonia de inauguración, ceremonia que debe ser bajo el espíritu olímpico y que debería tener la presencia al menos de los jefes de estado apoyando a los atletas de sus países que estarán en los juegos por los días que duren las olimpiadas.

Han sido ya varios los que han cancelado.

El primero fue el propio Sarkozy que en serio gano una serie de señalamientos sobre la conducta que estaría mostrando no digna de un jefe de estado, pero comenzaron ya a copiarle algunos otros mandatarios, por ejemplo, el secretario general de naciones unidas Ban Ki Moon dijo que no estaría ya en la ceremonia de apertura de los juegos, el propio Jacques Rogge ha hecho un llamado a las autoridades Chinas para que respeten los tiempos olímpicos.

En dichos tiempos, el mundo debía vivir una tregua, se estaban realizando los juegos en honor a los dioses así que no debía existir enemistades.

Pero cual ha sido la sorpresa que China ha dicho que espera que el COI (Comité olímpico Internacional) no se meta en asuntos políticos internos íirrelevantesî para los juegos, así que si, una vez mas conforme se aproxima el inicio de los juegos que son el 8 de agosto, muchos se hacen la pregunta:

¿Por qué se le dieron los juegos olímpicos a una nación así de intransigente como lo es China?

Technorati Profile

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *