Siguen las campañas por la dirigencia del PRD

Hace unos días en un evento en pro de la campaña de Alejandro Encinas, apareció López Obrador.

¿Que tiene de malo?

Nada para mucha gente salvo que se había pactado como parte del proceso de elección interna que no se realizaría este tipo de actos en las campanas internas.

Esto no lo digo yo apareció en los puntos de la reunión de nacional de consejeros para el cambio de dirigencia hace ya unos meses.

Ahí, se estipulo que la contienda por la dirigencia del PRD quedaba entre dos personas; Alejandro Encinas y Jesús Ortega.

Ambos re presentantes de las principales corrientes de poder hacia el interior del PRD.

Hagamos un poco de memoria.

Sucede que desde el 2003 el Lopezobradorismo comenzó a tejer todas las redes de apoyos y acuerdos en lo oscurito para que el ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas no obtuviera apoyos para la candidatura a la presidencia que a la buena y a la mala quería López Obrador.

Bien, en la convención anual fue cuando el ingeniero Cárdenas renuncio por decisión propia a todos los cargos en el partido y la convención se volvió una cena de grillos.

Ya desde ahí estaban ya los apoyos enroques y compadrazgos apoyando a la candidatura de López Obrador, cuando pues la cuota comenzó a repartirse muchos quedaban fuera, así es como Jesús Ortega quiso con el apoyo de los Cárdenas la candidatura del distrito federal que, López Obrador le asigno a través de Leonel Cota, a Marcelo Ebrad en un juego de alianzas concertadas desde el 2000 cuando el partido de Camacho Solís le apoyo a López Obrador en el DF.

Bueno, ¿entonces no había nada para nadie que no fuera Lopezobradorista?

Exacto y el distanciamiento con los Cárdenas no le ayudaba mucho a Andrés Manuel así que de premio de consolación a Jesús Ortega lo nombro coordinador de campana.

Para luego, viendo los compromisos adquiridos comenzar (aun antes de las votaciones) el reparto de cargos dejándole a Jesús Ortega y su corriente política la mayoría de puestos en el congreso de la unión e las listas de candidatos.

De mala manera fue aceptado.

Cual seria la sorpresa de que aquel patito feo que era el congreso de la unión se convirtiera en segunda fuerza política del congreso y al no haber ganado la presidencia la coalición Por el bien de todos, fuera el mayor poder del PRD.

Justicia divina.

Así que se fueron dando los movimientos, López Obrador necesitaba apoyos, el congreso no es de el, así que los gobernadores PRD-istas, tampoco, ok los que serán votados en el 2007, solo Michoacán ya que si bien su dedo favoreció a sus candidatos el único que gano fue Leonel Godoy que comenzó a trabajar con los Cárdenas y alejarse de Andrés Manuel.

Su forma tan peculiar de hacer política y querer todo gire en su entorno, lo ha llevado a ir perdiendo apoyos y lealtades.

Así que no puede perder la dirigencia del PRD, impulsando a su candidato, amigo y socio, señalando que los demás son ??moderados? en la izquierda y los hace ??conservador despiertos?.

Palabras que no les agradaron a muchos.

Pero me sorprende que ataque a los moderados cuando Alejandro Encinas es moderado; saliendo del Gobierno del DF López Obrador dejo a Alejandro Encinas al frente del DF y, creímos que la relación con el aun entonces presidente Vicente Fox seguiría igual de contestataria y frontal, para cuando a sorpresa de propios y extraños le respeto e inicios acercamiento con el gobierno federal.

Además, la gobernadora Amalia García de Zacatecas, quien apoya abiertamente a Alejandro Encinas, también es moderada ya que siempre ha sido respetuosa de las instituciones estando o no de acuerdo con ellas.

Así que ya no entiendo.

Pero buen, en dicho evento López Obrador llamo a sumarse al proyecto de partido que tiene Encinas quien sea dicho de paso, estaría asegurándole la candidatura presidencial del PRD a López Obrador para el 2012? ¿O creen es de a gratis?

Los tiempos avanzan, pero al menos queda ver que Jesús Ortega esta llevando a buen puerto las reformas del estado a través de sus diputados que negocian con todos las reformas necesarias, no de la mejor forma pero si gana la dirigencia del PRD, quizás y las cosas cambien.

La cuestión es que ya de por si esta dividido el PRD, ¿ahondaran la fractura si no gana los chuchos? Y si si ganan ¿que?
En marzo se hablara de esto que hemos venido señalando, será cuestión de darle tiempo al tiempo y ver lo que en verdad ocurrirá, hay quien dice que López Obrador ya tiene el plan de salida del PRD aunque ya haya dicho que ahí se queda, pero ya no se le creen, que ya olvidamos que durante 5 anos dijo que se le diera por muerto para ir por su aspiración a la presidencia y que siempre, ¿fue intención de ahí su forma de irse preparando para ello?.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *