Dante Delgado Rannauro estaría haciendo partido para López Obrador

Lo sabíamos pero ahora aparece en un diario de circulación nacional y hasta detalles se dan así que puede decirse que este arroz ya se coció.

En marzo próximo se hará la convención nacional del PRD en la cual se llevara acabo votación y claro esta, relevo de la cúpula partidista; ya es bien sabido por todos nosotros que en el PRD hay dos grupos que se están peleado el poder de manera encarnizada y que son antagónicos.

Nueva Izquierda, identificada por Jesús Ortega, Jesús Zambrano, Carlos Navarrete y Guadalupe Acosta; considerados los ??chuchos?, por los dos Jesús que hay en el grupo y que son enterados por muchos como los moderados que tienen el control del congreso de la unión en las fracciones PRD-istas en Senado y cámara de Diputados y los seguidores de López Obrador.

Ellos, son cerca de la otra mitad del PRD, ya que efectivamente hay un tercer grupo que esta en la contienda pero con nulas esperanzas de triunfo, el del senador Ricardo Monreal que pareciera esta apestado, desde que se descubrió que sus viejas practicas PRI-istas las tiene muy presente y hace cada que puede (cambiarse de partido, bando y colocar a toda su familia en puestos clave de elección popular o del partido para que estén todos mamando recursos del erario).

Tan pocas oportunidades tiene que hasta ha dicho que de seguir la pugna de Lopezobradoristas y Nueva Izquierda, fragmentaran el partido, mejor el que es ajeno a las dos corrientes y así, puede mantener la unidad.

Patético.

Bueno, la lucha intestina en el interior del partido ha llevado a propios y extraños a ir marcando territorio y tratando de ir ganando adeptos, pero ya sabemos como se las gastan en el PRD.

De los últimos tres cambios de dirigencia que ha habido, todos han mostrado y señalado graves y profundas irregularidades; vamos si fueran elecciones presidenciales de hace décadas, hasta los muertos votarían.

Es así como queda evidenciado que cuando se desea ganar, hasta las trampas son descaradas.

El padrón electoral de afiliados al PRD se engroso del 2005 al 2007, casi se duplico, paso de 4 a 7 millones de afiliados, pero tiene mucha lógica ya que se contó con el efecto Andrés Manuel y además, todas las corrientes políticas dentro del partido, se han encargado ir llevando agua a su molino, todos los legisladores de nueva izquierda también se han ido encargando de ir afiliando seguidores a su causa, de menos amigos para el registro.

Bueno, ya desde ahora se pueden ir señalando a la cara a una y otra corriente en pugna por las patadas debajo de la mesa que están propinando y eso que el registro oficial de aspirantes aun no se da, pero ya tenemos entendido de que el candidato de López Obrador es su amigo colaborador y socio Alejandro Encinas, el mismo que se quedo al frente del gobierno del Distrito Federal cuando Andrés Manuel se fue a la campaña de su partido para ser candidato a la presidencia.

Por nueva izquierda se queda fijo Jesús Ortega, que seria la tercera ocasión en que desea dirigir el partido.

Bueno, todo esto ya lo sabemos, pero así como en el 2006 se preguntaba todo el mundo a horas de la elección presidencial, en caso de ??perder? López Obrador, ¿respetaría los resultados?

Muchos dicen que si, personalmente así como otros muchos tantos decimos que no y que pateara la mesa con el juego y se retirara despotricando injurias contra los suyos propios y creando un nuevo partido político.

El mismo López Obrador ha dicho que en el PRD se queda, estaría bien, si mostrara no tanta viceralidad sino mas bien que es una persona cercana a lo que pueden ser el dialogo y los acuerdos, ganaría muchísimo mas, pero jamás ha sido así, ni en tiempos de PRI-ista, por lo cual es ya predecible.

Dante Delgado Rannauro Yo he manejado la teoría del partido político nuevo junto con los partidos Convergencia y Partido del Trabajo, entre ellos y López Obrador mantener el Frente Amplio Progresista, y entre los partidos ya instaurados, ayudar al nuevo de López Obrador a tener el registro.

Pero de los 30 puntos porcentuales que tenia López Obrador y valía su figura no creo hoy en día valga mas de 15, de todos modos alcanza para un registro sin problemas, dejaría el PRD y su infraestructura ya montada como sistema e institución política en el país.

Según el Universal del día 17 de enero, Dante Delgado de Convergencia, esta recorriendo todo el país para ir logrando los consensos para el nuevo partido de López Obrador, que llevaría por nombre ??Evolución?.

Claro, esto seria solamente en caso de perder la elección por la dirigencia del PRD, así que vayan haciendo sus anotaciones, quizá para las elecciones intermedias que son el próximo año (por si alguien creía que eran dentro de mas tiempo), tendremos en el congreso de la unión diputados y senadores de un nuevo partido, mamando recursos del erario ya que nosotros pagamos lo que esta bola de sátrapas no hacen.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *