SCJN y el fallo en el caso Lydia Cacho

Lo que he venido detectando en el ambiente desde hace días, es un sentimiento que yo mismo comparto pero entiendo que hay cuestiones así donde la estabilidad jurídica es algo mas allá del pulso del sentir de una nación.

Dejen me explico y esta vez si aviso, creo será un post largo, así que acomódense.

Hace unos días, la Suprema Corte de Justicia de la Nación dio un fallo en el caso Lydia Cacho versus Estado de Puebla y pocos le han podido entender.

Hagamos algo de historia.

El caso Lydia Cacho fue tristemente celebre ya que todo se envuelve en unas de las parafilias mas atroces que existen, por las características de desviación que comprende en la psique de quien la disfruta, que en este caso es quien la tiene; estoy hablando de los pederastas.

Y es atroz ya que gustan de seres que no tienen un marco referencial para saber del todo que es bien y que es mal, como lo son los niños.

Todo inicia cuando la periodista Lydia Cacho inicia contactos con niñas en la península de Yucatán para recabar información sobre este mercado sexual que existe; el de los pedófilos. Y encontró a un grupo de niñas que valientemente le confesaron lo que un ??empresario? de éxito como lo era Sucar Curi les hacia y lo que Vivian en su casa.

Indignada no lo investigo sino fue encontrando lazos que unían a Sucar Curi con una red establecida y muy bien organizada de pederasteria aun mas allá de nuestras fronteras.

Así es como inicio la recopilación de información que, no solo dio pie a ??Los demonios en el edén? que fue su reporte ensayo periodístico sino también, documento todo listo para presentar el caso ante las autoridades de Quintana Roo y atraparan a Sucar Curi? Quien escapo asistido de su dinero y buenos amigos.

Dentro de esos amigos esta (o estaba que puedo decir yo) Kamel Nacif, mejor conocido en el estado de puebla como ??el rey de la mezclilla? por sus textileras no solo en dicho estado sino en el país.

Así huyo y tuvo apoyo económico y además burlaba la ley, gente comenzó no su defensa ante lo que Lydia Cacho decía en su libro sino su ataque contra ella y las niñas que levantaron la voz en contra de Sucar Curi, amenazas, extorsiones y hasta la desaparición de una de ellas eran las armas que estaban instrumentando cercanos a Sucar Curi para aquietar, tranquilizar el revuelo nacional que había levantado la periodista.

Así inicio un peregrinar que aun parece no tiene final.

Aunque en algunos momentos pareció tenerlo.

Hace unos anos apareció una grabación telefónica en donde Kamel Nacif hablaba con el gobernador de Puebla, Mario Marín y se suponía era darle las gracias por el ??trabajo? de haber detenido a Lydia Cacho, llevado a Puebla y encerrado.

La cuestión fue así, se le levanto un acta a Lydia Cacho por daño moral y calumnias y un juez obsequio una orden de presentación a la policía judicial del estado de puebla, que fue por Lydia Cacho hasta Cancún y, la llevo por tierra bajo amenazas y con tortura que no deja huella, la psicológica, hasta Puebla donde la encerraron Y DICEN se tenia apalabrada una golpiza, quizá hasta su muerte con un grupo de reclusas en donde le estaban iniciando proceso.

Una oficial que le llevo a área médica y el titular de derechos humanos en la entidad le salvaron de menos de la golpiza de más, su vida al comenzar a protegerle.

Los periodistas en el país comenzaron a cerrar filas entorno a Lydia Cacho y así fue como alguien de manera anónima entrego la grabación que antes les refiero.

El revuelo inicio, hasta juicio político se comenzó a pedir para desaforar (acción por la cual el congreso de la unión se reúne como jurado de procedencia y en sesión solemne escucha los argumentos para retirar el fuero al político y de ser así, puede ser detenido por el poder judicial, lo vimos con Rene Bejarano que era asambleísta del DF) al gobernador Marín, Kamel Nacif y su florido vocabulario decía eran mentiras y demás, pero salio otra grabación con lo que se evidenciaba que Kamel Nacif y otras personas apoyaban a Sucar Curi que ya estaba apresado en Estados Unidos y enfrentaba un juicio de extradición.

Conforme fue pasando el tiempo hasta que a petición del H Congreso de la unión, la Suprema Corte de Justicia de la Nación tomo la investigación del caso sobre la violación de garantías individuales (las garantías individuales contenidas en el primer capitulo de nuestra Carta Magna, es la base de los Derechos Humanos mucho antes de que siquiera se hiciera la Declaración Universal de los Derechos Humanos por la ONU) de Lydia Cacho mostrando contubernio entre las autoridades del poder judicial y el ejecutivo local de Puebla.

Así se inicio una serie de dimes y diretes en los cuales fueron saliendo las bajezas más viles de algunas personas como la ex procuradora de justicia del estado, una juez, Mario Marín, Kamel Nacif, etc.

La Suprema Corte de Justicia de la Nación en sus facultades debía estudiar el caso con detenimiento ya que por (aquí inicia el tema que en los dos primeros párrafos hice mención de este post) un apasionamiento podía violarse el Derecho.

Hagamos aquí una aclaración.

Sucede que en un país que se jacte de tener un sistema judicial en la extensión de la palabra debe tener algo que se llama certeza jurídica.

La certeza jurídica es aquella que emana de las mismas leyes diciéndonos que hacer en que caso, como se instrumenta un caso, una defensa, que pruebas son validas y cuales no, cuales podrían serlo bajo ciertos casos, etc.

Así, hay una serie de procedimientos los cuales van dando cuerpo al poder judicial, México no tiene un sistema de castas en el cual la justicia sea oral o a criterio de una autoridad, sino que hasta multas y penas de cárcel pueden estar en un rango determinado para que no existan malos entendidos o abusos por parte de la autoridad.

Así que en el ir y devenir de todo esto, se fueron desechando argumentos y pruebas; mucha gente se ofendió porque la Suprema Corte de Justicia de la Nación desechara como prueba la grabación entre Kamel Nacif y el gobernador Mario Marín; ¿porque? Simple, fue una grabación hecha clandestinamente.

Y es que sino imaginen, la corte acepta como prueba la grabación y el día de mañana cualquier grabación aun hecha sin autorización judicial puede ser usada como prueba por tratarse de una acción que se tomo la Suprema Corte de Justicia de la Nación y puede ser imitada por los demás juzgados del país.

Así que dentro de todo, hace unos días la Suprema Corte de Justicia de la Nación llego al final de las deliberaciones en el caso fallando con 6 votos a favor de que no se demostró complicidad de autoridades en el caso Lydia Cacho, 4 votaron diciendo que había elementos para que se procediera con una investigación en las instancias correspondientes (Procuraduría General de la Republica), lo que señala que nuestra Suprema Corte de Justicia de la Nación estuvo muy dividida.

El argumento central es que para impartir justicia no se puede violar la ley.

Razón tiene, castigar a quien violo la ley violando la ley es convertirse en aquello que deseamos castigar, no hace bien al país ni a nadie.

Así, nos sentimos varios, con ese bocado atorado en la garganta por el sentimiento de décadas en el que vemos que el poderoso puede quedar impune aunque la sociedad quiera su castigo? Pero la corte jurídica en el aparato judicial del país sigue inmaculado, aunque el rencor de la sociedad no este siendo atendido y claro esta, crea la Suprema Corte de Justicia de la Nación se vendió.

La desesperanza entre la gente es fuerte, por eso este post, que como dije inicialmente seria largo, pero hay que ir explicando el proceder de la corte porque sino, se prejuicios y vacíos en la credibilidad de las instituciones cosa que a nadie, conviene.

¿De acuerdo?

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *