México ofrece ayuda a Colombia

Hace unos días mencione sobre la llamada que cayo en México como una cubetada de agua fría.

Les recuerdo.

Con motivo de que regrese con bien, la galo-colombiana Ingrid Betancourt con sus familiares, después de ya creerle muerta y que el presidente Hugo Chávez sacara de los rezos por sus almas al estar ??intermediando? con la guerrilla y el gobierno de Colombia, de forma malograda; Nicolás Sarkozy que anda mas preocupado por su imagen en el mundo que arreglando sus problemas dentro de Francia, pidió ayuda a México para intermediar entre la FARC y el gobierno del presidente Álvaro Uribe.

¿Que paquete cierto?

Esto debía ser consultado con analistas diplomáticos e internacionalistas para que todo fuera dicho dentro de lo correcto y además, no se le faltara a nadie? Incluido Chávez que tiene la piel tan sensible como la de un bebe irritado.

Así es como líder de un equipo, la secretaria de Relaciones Exteriores, Patricia Espinosa Cantellano llamo a todos los que en su agenda de analistas cercanos y exteriores tiene para agendas una reunión en su oficina y, ver el siguiente paso a tomar.

Doctores en derecho internacional, así como de relaciones internacionales de diversas universidades junto con personal de la misma secretaria desempolvaron libros de la época en que México asistió a países centroamericanos para buscar la paz.

Conviniendo en el proceder de los siguientes paso del Presidente Calderón y su administración en este asunto.

Primero esperar alguna comunicación de parte del. Gobierno Colombiano mostrando interés de que México participara activamente en la intermediación que libere prisioneros por parte de la guerrilla.

Aclarando el punto, concretar la llamada del presidente Álvaro Uribe quien no podía escuchar a México por ser una postura no muy cómoda para ambos, así que se cambio la estrategia, Felipe Calderón llamo a su homologo en los mejores términos.

Se le brindo apoyo reconociéndole al gobierno de Álvaro Uribe en sus tareas de trato con las Fuerzas Revolucionarias Armadas de Colombia; externando que México repudia la actitud de dicho grupo armado y que México se encuentra dispuesto a ayudar de ser necesario.

La respuesta del presidente Uribe fue igualmente correcta, agradeció al pueblo de México por el apoyo el reconocimiento hecho y prometió al presidente Calderón tenerle al tanto de la situación.

Una sonrisa de satisfacción emano de lo profundo del ser de la canciller mexicana Patricia Espinosa al ver que se atendió al llamado de Sarkozy, se respeto y reconoció la soberanía y ámbito de manejo del asunto por parte del presidente Uribe y México quedo inmaculado ante la opinión diplomática internacional.

Esta es prueba de que cuando se pide ayuda, un líder puede hacer maravillas, la canciller tuvo la humildad para ello y todo ha salido bien, anótesele un gran acierto en su gestión con el control de esta situación.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *