Reforma Fiscal en México, Análisis

Ya con suficiente tiempo habiendo visto la reforma hacendaría, tengamos la visión de poderla desmenuzar un poco aquí en el blog.

Esta iniciativa del gobierno federal mas que un modelo alternativo a la situación actual de la sociedad, no establece condiciones para combatir la desigualdad social y productiva? de hecho, recordemos que como parte de las promesas de su campaña política para alcanzar la Presidencia de México, Felipe Calderón no pudo dejar de proponer una reforma fiscal integral que resolviera definitivamente los graves problemas del país.

¿Esto se ve con esta propuesta?

No, y es que recordemos que cada día que pasa las necesidades del país se están modificando pero siguen creciendo; se modifican ya que si bien, la sociedad al ver el tortuguismo del gobierno, busca como salir adelante pero siguen creciendo ya que el déficit se va sumando con cada día que pasa.

Así es como Calderón salió al paso con un paquete de iniciativas legales que darían sustento a su reforma integral de la Hacienda Pública.

Y claro, como toda propuesta de este tipo, desató la polémica, incluso antes de su presentación, se hablo (y hablamos aquí) de diversos esquemas que se estaban evaluando como que el padrón de contribuyentes fuera el mismo que el IFE y todo aquel con credencial de elector tributara aunque fuera en 0, pero declarara su situación, así como también una disminución del ISR pero un impuesto del 5% de IVA en todo, incluyendo IVA en alimentos y medicinas.

Lo sorprendente es que los empresarios ya manifestaron su desacuerdo con la ruta y los medios planteados para alcanzar una reforma que se presenta como parcial, compleja e inequitativa.

Ya lo mencione aquí alguna vez, esta reforma fiscal unió a lo que jamás se podría haber imaginado en el espectro del pensamiento, a los empresarios de derecha y a los políticos de izquierda.

Pero? hay que reconocer que esta propuesta fiscal abre dos frentes que, de aprobarse, favorecerían el federalismo fiscal y no sólo la eficiencia, sino la transparencia del gasto público?. dándole a los Estados mayor participación en la recaudación fiscal así como también en el manejo de los dineros lo que los hace mas responsables y visionarios en el uso de los recursos. Claro, es un inicio hay que verlo en la practica.

Pero como también mencione antes, la reforma fiscal lo que pretende es enviar al Mundo de parte del gobierno de Felipe Calderón un aviso de que en México se pueden lograr acuerdos y la estabilidad política que puso en entredicho López Obrador el año pasado y, que fuera de que los medios del mundo entero siguieron con lupa para ver si la democracia se fortalecería o dilapidaba luego del 2000, sencillamente no avalaron en la idea de fraude.

Tenemos por ahí el mismo interés de Hugo Chávez de que el diferendo con México pase y quede olvidado, ¿Qué?, ¿también López Obrador y esbirros declararan a Hugo Chávez traidor como lo hicieron con Rodríguez Zapatero?

Regresemos a los dineros que es lo que hoy toca aquí.

La reforma fiscal que ya esta entre los legisladores, incluyen reformas a la Constitución y a otros ordenamientos legales que contemplan la incorporación de dos impuestos que buscan cerrar el paso a todas las formas de la informalidad, elemento considerado por las autoridades como foco de atracción para alcanzar consensos.

Pero ni siquiera de buena forma, sino que el castigo a la informalidad así como a la evasión fiscal es tenue, tibio, ligero; caray como que falto de carácter.

Ya que si bien se fortalece con los cambios pretendidos a la Administración tributaria, buscándole facilitar el cumplimiento y combatir con más efectividad la evasión y la elusión fiscal, logrando con ello cambios que hasta en si mismos puedan reportar incrementos del 1.1% del PIB (mas o menos unos 8800 millones de dólares) los dos primeros años no se ve que castigos puedan ser mas efectivos.

Regresamos a la idea de la simplificación administrativa, que no esta nada mal, aquí en México formulas, nombres, edictos, formas, requerimientos, cálculos, desgloses de acuerdo al régimen fiscal al que pertenece uno, etc. Hacen de tributar una tarea digna de desenmadejar el nudo gordiano.

Además, en otro frente se busca establecer una estructura institucional que asegure un gasto orientado a resultados, que sea más eficiente y transparente no sólo en el ámbito federal, sino en el estatal y el municipal, y que promueva su productividad y austeridad.

Creo, sin en verdad quererme leer sardónico, que esto desde hace 60 años venimos oyéndolo, la eficiencia ene. Gasto publico es una muestra de que se esta haciendo bien las cosas, el problema y aquí debo señalar con un dedo acusador a TODOS (pueblo y gobierno) es la corrupción que galopa libre en México creando desvíos y encarecimiento de gastos hasta del 5% del PIB (unos 40 mil millones de dólares); y aquí seria muy fácil hablar de que mas el estado que el pueblo, aquí el problema somos todos, mientras no se combata a la corrupción de frente, seria muy difícil el tratar de efiencientar los gastos.

¿De acuerdo?

Y como me estoy extendiendo mucho decido aquí detener por hoy la lectura de este análisis a la reforma fiscal presentada por el Ejecutivo Federal al congreso de la unión y que esta siendo escuchada y señalada por propios y extraños pero que quizá los ciudadanos de a pie, no lleguen a entender con todas sus causas la realidad de la misma, por lo cual, dos frentes de ataque mas se mencionaran mañana y los posibles alcances de los mismos, para terminar y señalemos si es posible o no lo planteado, ya que también la reforma fiscal no es infalible.

¿De acuerdo?

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *