Revision a la Ley Televisa, ¿que pasa?

Hemos regresado a la discusión que teníamos hace poco más de un año, conforme a lo que era la reforma de medios o como muchos nombraron, íLey Televisaî.

¿Por qué le nombraron así?

Bueno, no hay que ser muy inteligente para intuir que de acuerdo al sistema industrial de medios de comunicación en México actual, esta ley solo vino a privilegiar en pocas palabras a los consorcios que tenemos actualmente en toda su estructura, de hecho mucha gente se sorprende que Televisa sea una de las empresas que no paga impuestos en efectivo, sino con tiempo aire.

¿Por qué se dio esto?

Bueno, lo referí hace tiempo aquí mismo bajo el titulo íLey de medios, Ley Televisa e incongruenciasî y que hasta Globalvoice fue a parar sobre que los candidatos a la presidencia no deseaban ver que los medios de comunicación se enfadaran con ellos, de hecho, aunque en tribuna en el senado en la anterior legislatura, el PRD se desgarraba las vestiduras, en la cámara de diputados, Pablo Gómez visito a López Obrador para pedir ísu consejoî aunque fue a preguntar, que movimiento había que hacer, y se dio luz verde de apoyar la ley Televisa en la cámara baja.

Así se aposto y si bien fue Santiago Creel el que aun trabajaba de secretario de gobernación quien pensaba que con esta ley, los medios de comunicación le deberían muchos favores por lo cual tendría el apoyo de ellos en la campaña presidencial, cuando aun no tenia la postulación por su partido, es hoy quien es uno de los que piden la revisión para ídescargar culpasî.

Fue este mismo escándalo que se articulo en su contra, cuando se supo que fue el principal cabildeador a favor de los medios con el congreso, lo que le costo junto con las casas de juego que aprobó 48 horas antes de su renuncia como secretario de gobernación para buscar la candidatura de su partido, lo que no le permitió llegar a tenerla.

Entre otras cosas.

Ok, comencemos en forma lo que hoy en día acontece.

Siendo ya el presidente alguien que no tuvo acuerdos previos con los medios puesto que nadie le veía como favorito, la revisión de la ley Televisa se da en un clima favorecedor a la critica, claro, eso es la realidad frente a la opinión de los mismos medios de comunicación, que buscan que como quiera que sea, no se les toque en su poder factico.

Antes de la ley Televisa, las concesiones de señales para radio y televisión, eran otorgadas a discrecionalidad, ahora es muy difícil que una nueva empresa entre al mercado de las comunicaciones, así es comos e protegieron las empresas actuales.

¿Razón?

Bueno? General Electric y un regiomontano andan viendo la posibilidad de entrar al mercado de telecomunicaciones, que cada día esta más jugoso para los inversionistas, ¿por qué? Ya los medios de comunicación no solo transmitirán sus programas sino en televisión de paga podrán telefonía y servicio de Internet.

Pero con la actual ley GE no puede entrar, así que se tiene la ley Televisa frente a la suprema corte de justicia en una acción de inconstitucionalidad ya que en la misma ley se prohíben los monopolios y lo que provoca la ley Televisa es proteger este duopolio entre Televisa y televisión azteca.

Ahhh pero cualquiera que sea la razón, entendamos que ni la estructura anterior a discrecionalidad (dedazo) para otorgar licencias de concesión como el actual sistema con la ley Televisa que hace casi imposible el florecimiento de una nueva televisora, es la solución.

¿En manos de quienes estamos?

De políticos que ni siquiera saben hacer su trabajo.

Y es que el poder judicial que ya tiene casi tomada una postura frente a esta ley, dejara en claro que los intereses personales de los tres principales partidos políticos hace poco mas de un año, esta presente, nadie deseaba que criticas de sus periodistas así como tampoco en desventajosos planes de medios en las campañas políticas.

Pero de acuerdo a fuentes que desean mantener el anonimato, el proyecto de dictamen del ministro Salvador Aguirre Anguiano propone anular los artículos 16, 17-G y 28 de la Ley Federal de Radio y Televisión, que manejan los temas de concesiones de radio y TV, su extensión a favor de los actuales concesionarios y la concentración de los servicios de telecomunicaciones.

Así que se echara al caño una ley en si mala, pero nos dejara como antes y además con el sabor de que trabajamos a lo tonto, ¿paradójico, no?

Technorati Profile

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *