Katrina a un año, ¿que aprendimos?

Hace un año estaba la opinión publica internacional, viendo lo que en EU ocurría, un huracán como pocos en la historia de la que se tenga memoria había impactado con su fuerza a EU en una zona donde sencillamente hacia mucho tiempo no se veía algo así.

Katrina Katrina fue nombrado.

La cifra de muertes fue tasada en más de un millar, pero, han pasado más de 365 días, ¿qué hemos aprendido de aquellos eventos?

No aprendimos a monitorear mejor estos fenómenos, ya que el centro de huracanes en Florida, tenia conocimiento y advirtió desde hace tiempo sobre que meteoros como el Katrina, Mitch, Gilberto, etc. han comenzado a repetirse con mayor frecuencia y debemos estar listos para sus embates.

No aprendimos a prepararnos para estos eventos, ya que no solo en EU sino en todos los países donde en estos meses hay gran efervescencia en los climas para crear las súper celdas de tormenta que provocan los huracanes, se tiene conciencia de siquiera tener un kit de emergencia, como una linterna o radio de pilas, quizás agua y víveres.

Nueva Orleans Tampoco aprendimos a ver que no hay que racionalizar la ayuda en eventos así, dejando a las fuerzas del orden en el lado de los barrios ricos, dejando los barrios pobres a la razón de la ley de la selva, puesto que eso hace que los enconos sociales puedan crecer y quizás, se traduzcan en votos perdidos en el futuro, mas que las elecciones legislativas en EU son en unos meses y la memoria a la distancia de un año, aun esta fresca en imágenes y rencores, dolor y lagrimas.

No aprendimos a asistir a los que menos tienen y ni siquiera podían caminar, quizás por eso mismo la mayoría de las mas de mil victimas eran negros, de la tercera edad en barrios pobres; que si de por si tenían poco perdieron lo poco que tenían y hasta quizás, la vida.

No aprendimos quizás, un poco mas de humildad; para sin distinción de razas asistirnos.

Ni tampoco aprendimos a no ser orgullosos con los demás, por eso mismo no se acepto la ayuda en todo lo que la capacidad daba por parte de vecinos y amigos, por eso mismo y quizás otras cosas mas, México que tenia la capacidad de asistir en mucho mas, se vio con la mano y un tajante STOP a que la asistencia fluyera, siendo que algunos norteamericanos y autoridades sintieran feo y mejor no lo hicieran de buena gana, aceptar la ayuda que por tierra y mar enviamos.

No aprendimos a darnos cuenta de que lo que hacemos en este mundo tarde que temprano tendremos que pagarlo, y EU con esto muestra que sigue estando atrás de todos los demás países que han ratificado el protocolo de Kyoto para evitar seguir enviando tan grandes cantidades de emisiones de gas contaminante y afecte el calentamiento global, cuestión que tarde que temprano, nos tiene que cobrar la factura la naturaleza de esta y otras formas.

Creo que tampoco se aprendió a ver la prioridad en el gasto social, evitando el despilfarro en una cuestión que por si sola, cayo en el apoyo de los estadounidenses, reprochándoselo el mundo entero; si esos desvíos presupuestarios no hubieran llegado a afectar el dinero que anualmente se considera en el gasto de mantenimiento y supervisión de los diques del río que inundo Nueva Orleans, quizás el costo para la ciudad habría sido menor.

Mx-EEUU Lamentablemente creo que no aprendimos nada, bueno; Yo si, a ver que esto se puede repetir en cualquier momento, o que, ¿ya controlamos el clima?, mientras la respuesta sea negativa creo que cualquier estado o nación con salida al mar, estará propenso a que tarde o temprano una tormenta tropical o huracán o tifón llegue y pueda dar un susto, México tiene casi un millón de kilómetros cuadrados en litorales, su inversión petrolera en el mar y además, poblaciones muy pobres que son de pescadores y están a la orilla del mar, ¿qué me dicen del paso de Wilma hace un año también por Cancún? aun el turístico centro del caribe a un año y unos días no esta mas allá del 80% de recuperado.

Hasta cierto punto puedo decirlo mucho mas tranquilo como Mexicano que si fuera Estadounidense, México aun con sus limitantes en todo tipo, creo que sabe mucho mas y aprende mas de estos lamentables eventos históricos, que nuestro vecino del norte.

A un año del Katrina aun quedan 30 cadáveres en una morgue que no han sido siquiera identificados, cientos de miles de toneladas de escombros y basura que no se sabe bien a bien que hacer con ella y aun mas, auténticos barrios fantasmas que no han recibido ayuda y cuyos habitantes que sobrevivieron, quizás no regresen mas ya que no son mas que los ??invisibles? para el gasto social del Gobierno Estadounidense.

Y a ustedes amigos, ¿qué les dejo el Katrina a un año de su paso?

Buen fin de semana

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *