Rogelio Ramírez de la O – Probable secretario de hacienda en México

Hay ciertas reglas no escritas pero bien conocidas, por quienes gustamos del medio político aun sin serlo; que hay que ir comentando con vistas al dos de julio.

Una de ellas, es la designación de personas para el gabinete, donde usualmente se aconseja el presidente electo ponga gente de sus confianzas, eso era antes, lo importante es ahora que tengan la capacidad y garanticen un cumplimiento optimo (aceptable, miren, seamos realistas) de su función en los aparatos de estado; pero también parece que los headhunters de Fox (presidente actual y saliente) no funcionaron del todo, así que quien gane, deberá tener tacto en saber elegir a sus colaboradores mas cercanos para que no existan problemas.

Sector financiero Problemas de dudar en su capacidad, de cumplir la palabra empeñada en campaña o que se yo, pero hay zonas estratégicas donde por mas amigo del nuevo presidente, hay que saber existen reglas para acceder a cierto cargo, por ejemplo; a la suprema corte de justicia, donde hay que ser forzosamente licenciado en derecho y trayectoria importante para saber estar en el cargo, digo, no cualquier abogado le sostiene un debate en materia civil o penal a los magistrados de hoy en día; en la secretaria de marina como de la defensa, es sencillo, hay ternas que se le presentan a cada presidente que esta por tomar funciones y, dentro de las ternas de 3 o 4 generales (o almirantes, según sea el caso) cada uno expone sus ideas para el cargo, responde preguntas sobre situaciones posibles de ataque a México o narcotráfico y de ahí, el presidente electo elige quien será su brazo derecho en la armada o ejercito nacional.

Pero cuando llegamos a un cargo, que no cualquiera puede tener y además, tiene que ver con casi el punto neurálgico del país a ultimas fechas, mucha gente entra en la toma de decisiones y no solo el presidente, claro, parece que estamos hablando de un puesto muy alto e importante, pero es que imaginen que tan importante es para todos el que se tome la decisión del próximo sucesor en la silla de la secretaria de hacienda y crédito publico (ministerio del tesoro pongámoslo así para nuestros amigos extranjeros).

Servicios En este puesto se necesita una persona que sepa muy bien de finanzas, de administración, economía y contabilidad; ¿les parece poco?, que bien, ya que también de políticas monetarias, financieras tanto nacionales como internacionales, mercados y futuros, que tenga preclaro el funcionamiento de las economías mas importantes del Mundo, así como de los mercados emergentes y no le tiemble la mano en decir por mas dolorosa que sea, la verdad al menos, al presidente.

Nada fácil, lo se, por ello mismo desde hace un tiempo (tres décadas mas o menos, últimos 4 o 5 sexenios) los secretarios de hacienda y crédito publico emanan así como los de las fuerzas armadas, de dicho núcleo, formados en su interior, conocen desde sus entrañas lo que son las cuestiones anteriormente expresadas y de vital importancia no solo para el presidente, sino también para la iniciativa privada, ciudadanos comunes y corrientes, socios comerciales de México, banqueros nacionales y extranjeros, hoy en día; mercados de futuros en energéticos (México es productor de petróleo (aun) reconocido a nivel mundial) y como no, mercados bursátiles donde el dinero muestra que no es las matemáticas básicas el lenguaje universal, sino los indicadores bursátiles que mueven dinero de una bolsa de valores a otra, por ende quien llega a dicho cargo debe ser conocido por JP Morgan, Standard & Poors, Wall Street, etc. por solo mencionar en el vecino país pero que me dicen de Gran Bretaña, Alemania, Japón y China; Argentina y Brasil.

Complicado, ¿cierto?

Ok, al menos el candidato PRI-ista y PAN-ista lo saben por lo cual nos e han pronunciado (al menos de manera publica) de quien seria su chef in commander de las finanzas publicas, total, el Gobernador del Banco de México fue ratificado por el actual (y saliente) Presidente así que le quedan 4 años mas y gustó mucho ya que dio certidumbre de tenerlo acrecentando cada día mas las reservas de México que están por encima de los 70 mil millones de dólares, con una deuda externa de dicha cantidad, técnicamente esta pagada,  el déficit de la cuenta corriente esta disminuyendo (a costos de sangre y sudor, lo reconozco) y el crecimiento de México si bien es bueno, no es el que se necesita.

Pero me intriga que el candidato del PRD (López Obrador) ya haya mencionado quien será su jefe económico, un economista no muy reconocido a nivel internacional, una persona que cuando fue entrevistado en Wall Street no dejo muy buena imagen, un economista si bien inteligente, no con los conocimientos que el cargo amerita, economista egresado de la UNAM con Doctorado de la universidad de Cambridge perteneciente de la corriente de idealistas nacionales que piensan que el dinero es para todos, claro, sin llegar a ser comunista o socialista, ¿cierto?

Y es que aun en el Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales (CSIS) con cede en Washington donde siguen fielmente lo que en México ocurre con, sobrada razón puesto que somos socios, vecinos y colaboradores de Estados Unidos, le desconocen casi.

Creen que de ganar López Obrador seria aventurado y una señal no muy exacta de lo que seria su gobierno en materia económica, esto, tanto para Mexicanos como naciones, mercados bursátiles y financieros, etc. el que ponga al que menciono desde hace mas de dos meses y he venido describiendo aquí, el Doctor Rogelio Ramírez de la O.
El es el artífice del plan (aun comparto el punto de vista de Gabriel Zaid, como lo hará, no hay forma) de que en el primer año el Gobierno Federal reorientara 100 mil millones de pesos (9800 millones de dólares) para planes y programas así como desarrollo de infraestructura y haga el milagro Mexicano.

Esto, sin subir impuestos ni endeudarse.

Ahora díganme estimados amigos, ¿verdad que no se ve claro al menos este punto en la campaña de López Obrador?

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *