Juan Pablo II, a un año de su partida

Ayer hace un año exactamente, se daba la noticia de que el Papa Peregrino fallecía, el pescador de almas descansaría por fin e iría a la casa del padre por cuestión de un choque séptico (propiamente conocida como una septicemia), parece que el tiempo corriera y nos va dejando atrás.

Familia ¿Para recordarle, que tal si hablamos de su vida?, el verdadero nombre de Juan Pablo II fue Karol Wojtyla Kaczorowsky, nació el 18 de Mayo de 1920 en Wadowice, al sur de Polonia. Su padre fue militar del ejército austro-húngaro, profundamente religioso su Madre Emilia Kaczorowsky ama de casa, perdió a su madre cuando él tenía 9 años y cuatro años después muere su hermano mayor, quien siempre fue inspiración para Farol.

De joven su interés se centra en el estudio de los clásicos, pero fue un encuentro con el Cardenal Sapieha, lo que le lleva a considerar el sacerdocio, mas los tiempos que corrían no eran buenos, en 1938 se marcha con su padre a Cracovia, donde se matricula en la universidad Jaghellonica en filología polaca y el 1 de septiembre de 1939, las tropas de Hitler ocupan Polonia cerrando todas las universidades, pero eso no le desanimo, así que junto a otros jóvenes organizan una Universidad clandestina donde poder estudiar filosofía, idiomas y literatura, cuestión que jamás imaginaria que le salvaría la vida mas adelante.

Ir a Alemania en las grandes deportaciones, era firmar la condena de muerte, así que para evitar dicha acción, busca trabajo como obrero en una cantera, donde ayudó a familias judías para que pudiesen escapar de la persecución del régimen nacionalsocialista, mas cuando contaba 21 años fallece su padre y emprende el camino de su preparación para el sacerdocio, puesto que su Padre siempre quiso tener un hijo prelado; en 1942 ingresó en el Departamento teológico de la Universidad Jaguelloniana y durante estos años tuvo que vivir oculto, junto a otros seminaristas, quienes fueron acogidos por el Cardenal de Cracovia, fomentando aun mas su fe. En esta situación estuvieron hasta 1945, fecha en que los alemanes abandonaron la ciudad.

Cuentan una anécdota de que siendo perseguidos los sacerdotes y seminaristas, un día Farol fue detenido por varios agentes de la SS, llevándolos arrestados hasta las afueras de una prisión, donde se llevaban fusilamientos ejemplares, para que la sociedad viera que los alemanes no temían matar a quien fuera y el miedo evitara se hiciera resistencia a su dominio, pero el sargento en turno, tenia que leer algunas cosas, mas estaban en Polaco, así que no entendía, para lo cual Farol que ya sabia un buen nivel de alemán, tradujo, y salvo así su vida, a sus compañeros les fusilaron, pero a el no, ya que serviría corto tiempo como traductor.

Después de la salida de los alemanes de Polonia, el 1 de noviembre de 1946, fiesta de Todos los Santos, con 26 años, fue ordenado sacerdote en el Seminario Mayor de Cracovia, celebrando su primera Misa en la Cripta de San Leonardo en la Catedral de Wavel.

Muy pocos saben realmente los estudios de Farol, pero después de convertirse en sacerdote, estudio la licenciatura de Teología en la Universidad Pontificia Angelicum (en Roma) doctorándose también en Filosofía, trabajo como profesor de ética en la Universidad Católica de Dublín y en la Universidad Estatal de Cracovia, en 1951 se dedica a la enseñanza de ética y Teología Moral en la Universidad Católica de Dublín ejerciendo también en la Facultad de Teología de la Universidad Estatal de Cracovia logros que le llevan el 23 de Setiembre de 1958 a consagrarse como Obispo Auxiliar del Administrador Apostólico de Cracovia, Monseñor Baziak, convirtiéndose en el miembro más joven del Episcopado Polaco, lo que le promueve a tener una activa participación en el Concilio Vaticano II, especialmente en las comisiones responsables de elaborar la Constitución Dogmática sobre la Iglesia Lumen Gentium y la Constitución conciliar Gaudium et Spes.

Si por si el Derecho civil es sin duda complicado, el Derecho canónico es muchísimo mas, no en balde, aunque hay muchos estudiosos del mismo, pocos son los que verdaderamente pueden dar cátedra en el tema, uno de ellos, fue Juan Pablo II, no por su formación en derecho canónico, sino por el gusto de estudiar, siempre aprendió mas y mas de todo.

El 13 de Enero de 1964 a causa del fallecimiento de Monseñor Baziak, ocupa la sede de Cracovia como titular, cargo que le valió gran reconocimiento en Roma, puesto que dos años después, Pablo VI convierte a Cracovia en Arquidiócesis, sumando un poco mas sus responsabilidades, mismas que no lo amilanan para nada y en Mayo de 1967, a los 47 años de edad, es nombrado Cardenal por el Papa Pablo VI.

Como seria su fe y fuerza, que en contra de las autoridades socialistas en Polonia, inauguró una iglesia en Nowa Huta, una ciudad comunista.

Pero los años venideros serian vertiginosos, en 1975 asiste al III Simposio de Obispos Europeos y se le JPII confía la ponencia introductoria: «El obispo como servidor de la fe», lo que hace que todos sus compañeros le aplaudan, ganándose ese mismo año el honor de dirigir los ejercicios espirituales para Pablo VI y para la Curia vaticana y para la muerte del Papa Pablo VI, se elige de nuevo Papa al Cardenal Albino Luciani de 65 años quien tomó el nombre de Juan Pablo I, quien por cierto, fallece un mes después de su nombramiento lo que hace que 15 de octubre de 1978 Karol Wojtyla sea elegido como el sucesor de San Pedro, rompiendo con la tradición de más de 400 años de Papas de origen italiano.

Desde el primer día, supo que su trabajo seria evangelizar de nuevo al mundo, así que durante su pontificado realizo 95 viajes pastorales fuera de Italia, y 141 por el interior de este país, sus trabajos principales se cuentan así: 13 Encíclicas, 13 Exhortaciones apostólicas, 11 Constituciones apostólicas y 41 Cartas apostólicas, también publico dos libros: ??Cruzando el umbral de la esperanza? (1994) y ??Don y misterio: en el quincuagésimo aniversario de mi ordenación sacerdotal? (1996), presidio 131 ceremonias de beatificación -en las que ha proclamado 1282 beatos- y 43 canonizaciones, con un total de 456 santos, entre ellos uno Mexicano, el Indio Juan Diego quien llevo la Palabra de la Virgen María de Guadalupe; celebro 8 consistorios, durante los cuales ha nombrado 201 Cardenales y también presidido 6 asambleas plenarias del Colegio Cardenalicio.

Cifras que se quedan para la historia, ningún otro Papa encontró con tantas personas como Juan Pablo II en cifras mas o menos oficiales, más de 16 millones de peregrinos han participado en las más de 1000 Audiencias Generales que se celebran los miércoles en el Vaticano, pero aclaro, eso no incluye las otras audiencias especiales y las ceremonias religiosas [más de 8 millones de peregrinos durante el Gran Jubileo del año 2000] sin contar a todos los peregrinos que vio en sus viajes.

Yo, ya dejando la historia un poco, le recuerdo por dos cosas, el atentado que sufre en 1981 la plaza vaticana de San pedro, por el terrorista turco Ali Agca quien le disparó dos tiros que a punto estuvieron de costarle la vida, menguando su salud de ahí en adelante; Ali Agca salio para regresar días después, de la cárcel en Turquía, ofreciendo vender la verdad de quien le encargo el asesinato del ??cruzado blanco de Roma? por 5 millones de dólares, si desean ver lo que escribí aquí tienen la nota en ??Ya para que?.

La segunda, siendo que no creo mucho en los Santos, creo vi  uno, el Papa Juan Pablo II es lo mas parecido a uno de acuerdo a la concepción que se tiene de Santidad, Yo le recodare cuando en la basílica Guardia Suiza de San Pedro, viendo una escultura de un renacentista, un amigo me dijo ??ave? y gire la vista para ver como la guardia Suiza (que es la guardia Vaticana) entro y formo un cordón de seguridad en el pasillo central del Palacio Vaticano, yo quede en segunda fila y vi entrar a Su Santidad, Juan Pablo II a paso lento, seguido de su comitiva, sonriendo, dando la bendición con su mano derecha reiteradamente y la gente que me acompañaba, santiguándose.

De repente, alejándose él, que paso frente a mí a menos de 12 metros, un codazo me regreso a la realidad, ??ea, tu, ¿estas bien??, me preguntaron e inexplicablemente, tenia el rostro empapado de lagrimas y una sonrisa en el corazón, ??Si?, solo fue lo que ataje a responder, pero seguro estoy, que sin haber creído en Santos, vi uno pasar frente a mí.

Con mas de 100 biografías escritas sobre él, estadista y jefe de estado, con un exorcismo a cuestas, encargado de develar el tercer misterio de Fátima y un sin numero de cuestiones mas, todo esta a la revisión de la historia y al juicio de quien guste, pero y ustedes, ¿Cómo le recuerdan?

Buen inicio de semana

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *