Un brindis… por los angeles que ayudaran a los quemados

bombero con niño quemadoEn una casa hecha de laminas de cartón, donde no había mas que 5 miembros que conformaban la familia, ubicada en una ciudad ídesconocidaî junto a un relleno sanitario (basurero), no es difícil ver las muestras de fe a imágenes religiosas, acompañadas de una luz, que casi siempre es una vela.

Una mañana, cuando los adultos o los que ya tienen edad para trabajar en escoger entre la inmundicia de la basura, a unos metros de donde duermen, varios niños se quedan en sus precarias casas, solo con la bendición de los padres y la suplica de los mismos a Dios, de que nada malo pase, ese día, en especial, el ruego fue ignorado o no hecho con suficiente devoción para que llegara a Dios.

Una vela a punto de apagarse, por efecto de la cera liquida, se inclino y rodó sobre el modesto altar en el que estaba; alcanzo un mantelito que cubría el altar e inicio una tormenta de fuego, que fue conocida como íinfiernoî por los que le vieron.

300 casas de cartón y lamina, por cada una, un tanque de gas de 20 o 40 kilos de carga, a un lado de un basurero, con altas concentraciones de metano, un gas altamente flamable y material suficiente para tener ardiendo la basura, por días sino semanas; los mas afectados fueron los niños que en sus casas habían de quedarse por todavía no tener edad, para apilar periódico o cartón, aplastar latas o quizá, coger una colcha no tan roída o sucia, que bien podía servir en casa.

No me interesa entrar en detalles, pero si les diré que en proceso de 2 horas, 5 hospitales se llenaron con intoxicados y sobretodo, quemados.

Dos tercio de las personas quemadas, sufren la herida en su casa; otros tercio, sencillamente fuera de ella, como el trabajo, la calle, el transporte, etc.

Estamos hablando de unos 20 mil quemados al año, de los cuales, 6000 son niños; la quemadura e un evento que queda registrado en el alma y la psique del niño, por siempre, ya que va acompañado de dolor.

Podría decir que antes del 85, México no tenia cifras de afectados por quemaduras, y que la mayoría de los nosocomios, atendían este problema como si fuera de manual, agua, cremas y vendas.

En Inglaterra, se establece en la década de los 50s, el primer instituto integral para atención del afectado por quemaduras; en México, en 1985.

El Instituto Para la Atención Para el Niño Quemado, sostiene 3 planes de atención, en diversas áreas; A) Atención integral para tratamiento y rehabilitación del niño quemado; B) Realizar acciones de prevención para estos casos y C) Estudiar la problemática que rodea a los niños que lamentablemente, sufren quemaduras.

Pero quienes han visto la piel después de quemaduras, sabemos que pocas veces se puede uno reponer de esas huellas que carga por siempre; los costos de las cirugías plásticas, son muy altos y lamentablemente, en México no hay gran infraestructura para ello, así que los pacientes son enviados a Houston siempre que pueda contar o con los recursos para hacerse llegar dicha atención, o una beca por alguna de las instituciones de asistencia privada sin finalidad de lucro, que se otorgan y combatir este lacerante mal.

Ahora, a nivel mundial, se tiene ya la oportunidad de hacer mención del trabajo de la doctora Miranda Castro de la FES Cuautitlan (Facultad de Estudios Superiores en la localidad de Cuautitlan) que pertenece a la Universidad Nacional Autónoma de México.

El trabajo de la Dra. Castro es emplear el íquitosanî que es un producto polimérico, como tiene de base la íquitinaî, es el segundo polímero de mayor abundancia de manera natural en el Mundo, se le agregan un par de químicos mas y listo, tenemos una tela íplásticasî comestible, biodegradable y protectora, como la piel humana.

Actualmente esta siendo utilizado en el campo del pie ídiabéticoî, que por la mala irrigación sanguínea, muchas personas sufren (además de la diabetes) este mal y comienzan con una herida pequeña que puede provocar hasta la amputación del miembro o la muerte si se padece este mal en una zona de escasos recursos y alejado de hospitales con medios de curación.

niño quemadoEl quitosan a comenzado a ser utilizado en casos de pacientes quemados, en este momento, solo con maravillosos resultados en el área de quemaduras del hospital pedriatico de Tacubaya, en el DF, pero próximamente esta ya comenzando a ser evaluado de manera seria para que pueda estar en el sector salud, su tratamiento.

La patente, es de la Dra. Castro y de un colega (cuya identidad no revelo) Chileno, cuando estaban buscando la posibilidad de crear una película de plástica como la que se utiliza para envolver la comida en bandejas del supermercado, pero sea biodegradable o comestible, dando a luz al quitosan y, su uso medico mas que comercial; aunque hay dos laboratorios (uno Chileno y potro Mexicano) que están ofreciendo sumas de dinero íconsiderablesî por poder acceder a la patente.

Las victimas del caso con el que comencé el post del día de hoy, aun guardar cicatrices de aquel día, hoy con el quitosan, las cicatrices reducirían su aspecto de un 60 a un 87% y acelerarían el proceso de recuperación en un 33%.

Al año, cerca de 900 millones de pesos (85 millones de dólares) se pierden en mano de obra y tiempo laboral, por accidentes de quemaduras, con recuperaciones lentas y tortuosas, el quitosan, producto desarrollado en la Universidad Nacional Autónoma de México, es una muestra de que la ciencias en México, tiene de acuerdo a cifras de la misma Universidad, finalidades civiles buscando el bien común.

Un brindis por la Dra. Castro y su anónimo colega Chileno.

Technorati Profile

12 Comments

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *