Maras, una terrible realidad latinoamericana

pandilleros de la mara salvatruchaLos grupos delictivos cada día están más conscientes de lo que es el estar en contra del Estado de Derecho, los países, cada día están más concientes de lo que es, ser un Estado de Derecho y no tener Derecho de estado.

Así que los grupos delictivos han modificado tantos sus modos de proceder que cada día, son más nuevos y así, burlar la ley.

Este es el caso de los ímarasî, grupos de pandilleros centroamericanos que tienen una organización tal, que hacen ver a la policía, como desorganizada.

Si fuera una situación solo ílocalî, ok, ni hablar, tendríamos que mejorar las fuerzas del orden y además, fomentar en una zona los mecanismos que hagan a los jóvenes no unirse a dicha pandilla, pero sucede que este fenómeno de los ímarasî es ya casi, continental.

Como ya dije Yo, en otro tiempo en un escrito para el diario íEl Universalî, el fenómeno de las maras nace en Centroamérica con la intención de proporcionar pertenencia a los jóvenes de barrios pobres, que ven la vida después de la guerrilla, como casi imposible para salir, provenientes de matrimonios fallidos o simplemente, caóticos, ven en la calle y sus compañeros; la familia que simplemente no tienen pero siempre han querido.

Los pandilleros más grandes (de edad) que han robado y asesinado, ya tienen al menos un departamento si son lo bastante inteligentes para irse haciendo de sus cosas, y su espacio; siendo el ejemplo a seguir de los mas chicos que son los niños en la familia pandillera.

Para ingresar, se tienen que mostrar que se esta listo para íaguantarî lo que venga, así que se le pone a luchar al aspirante contra 3 pandilleros mas viejos y grandes; si se es de complexión robusta, 5… cuando hayan aguantado la golpiza, se vota y acepta o rechaza, lo increíble es su organigrama, no hay un líder en especial, hay muchos, que forman un consejo y para tener una siento ahí hay que ser líder de un grupo y de ahí, comprarlo mostrando la supremacía en cierto territorio.

Hemos hablado ya de la migración, legal e ilegal, así es como las ímarasî han cruzado fronteras, a través de la migración ilegal, de centro América (Tegucigalpa propiamente) este fenómeno se expande, aunque nace en San Salvador, es en Tegucigalpa donde toma tintes de una organización no lucrativa, rebelde y sobretodo, mostrando los dientes como un perro dispuesto a luchar.

Hay dos pandillas hegemónicas en pugna por el poder, la Mara Salvatrucha (MS13) y ícalle 18î, antagónicas, han escenificado masacres literalmente cuando se disputan un territorio que a dejado de tener jefe, por nuevos espacios y en rencillas vengando la muerte de algún compañero… el termino ímaraî, se le da al grupo de íchicosî, solo que en este caso, no con buenos fines.

Para escalar posiciones, hay que mostrar de que se es capaz, matar a un enemigo, matar a un policía, atacar alguna patrulla, etc. esto, en las calles de centro América.

En México se escala controlando cierto territorio, lo que pase por él, quienes en él vivan así como ir aniquilando a los contrincantes… los maras querían entrar en el barrio bravo de tepito hace un par de años, en que aquella zona diario era común ver uno o dos cuerpos abandonados con tiros en él, eran los pandilleros nacidos ahí mismo, que no les dejaron y los fueron acabando, al grado de que los aventaron a la zona de Iztapalapa (Tepito e Iztapalapa son barrios humildes en la ciudad de México, donde lamentablemente los índices de criminalidad son altos).

En EEUU, sobretodo en la zona fronteriza, se encargar de ciertos grupos de poder entre ilegales, pasar droga de un lado a otro, bajo las ordenes de algún capo intermedio que rinde cuentas a los carteles de la droga en México.

En la frontera sur, controlan el trafico de inmigrantes ilegales que quieren llegar a EEUU, no solo el inmigrante tiene que pagarle al pollero, sino en el momento en que el pollero los pone en ruta y abandona, sobretodo en el ferrocarril del sureste, suben en ciertos puntos los maras para cobrar íderecho de víaî a estos inmigrantes y sino reciben lo que buscan, se les avienta del tren por tal pobreza con finales fatales.

La gota que derramo el vaso, es que en el Estado de México, entidad colindante con la ciudad de México, se han encontrado cuerpos amarrados a las vías de los ferrocarriles de carga, donde si íbienî (hasta la palabra suena irónica, verán porque) les va, solo los pies se le cortan con el paso del convoy, pero sino, piernas, brazos y cabezas son mutiladas, después, para morir desangrados si los maquinistas no avisan del hallazgo.

¿Quiénes hacen esta fechoría?, los maras que no reciben dinero al asaltar a alguien, al no recibir la cuota de viaje en su territorio o, sencillamente, otra forma de ir eliminando a los enemigos, de tal forma, en que lo hacen para infundir miedo entre sus adversarios.

No, no son gente como los esbirros de Alfonso Capone o Stalin, son jóvenes que no rebasan los 22 años, y cada día se encuentran pandilleros mas jóvenes entre las filas de dichos grupos delictivos, hace poco en el intento de secuestro de un abarrotero Michoacanense, dos menores de edad fueron abatidos por un policía que vio la escena y evito el secuestro, ¿maras?, si, ¿edades?, uno 14 años y el otro 13, en la autopsia mostraron saldos de droga en su torrente sanguíneo.

¿Ahora entienden porque les digo que el crimen muta a veces, con caras insospechadas?, esta es una de las mas nuevas, ¿la conocían?

Technorati Profile

15 Comments

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *