Entre Santos Y Demonios

sacerdoteLa fe mueve montañas, pero a veces es porque las limosnas ayudan a contratar camiones de volteo, tractores y operarios…

¿A que viene esto?

A la polémica que hace un par de semanas a lo mucho, en México, el obispo de Aguascalientes de que ciertas iglesias (a nivel Templo), han recibido limosnas del narcotráfico.

Esto es algo delicado aunque mucha gente pueda verle o el lado simplista o sacrílego; pongamos las cosas en la justa media y seamos objetivos, ya que el que alguien no crea en la Fe de equis o ye religión, hay que respetarle así como pedirle respeto a los que si creen en dicha religión.
Ramón Godinez, obispo de Aguascalientes; preciso de que se a recibido dinero de procedencia ilícita, pero no hace daño ya que se limpia dicho dinero de pecados al servir para hacer buenas acciones.

A nivel moral, estaré de acuerdo, pero la moral hace mucho dejo de ser la regla imperante de las sociedades ya que se a demostrado de lo poco objetivo de los juicios morales en algunos casos y de que, la moral definiéndola, podríamos ser reduccioncitas y acabarla con ícada quien su moralî.

El dinero mal habido, en obras buenas sera siempre aprovechado, pero ese dinero mal habido es producto del sufrimiento de otros, por ende, a unos da tristeza y a otros, felicidad… ¿dicotómico?, si, por ende, no creo sea bueno, pero palabras como bueno y malo no quiero emplearlas ya que creo que en juicios de valor, contravengo a su (mejor que la mía) opinión estimado amigo, así que perdone el detalle, creo que no es valido.

joaquin guzman loera el chapoEs verdad que las religiones NO pueden distinguir entre buenos y malos, por ejemplo, Cristo hablo con los ladrones cuando crucificado estuvo en el gólgota, todos son hermanos hijos de Dios (el Dios que usted maneje, digo, hay la versión misericordiosa, esta la versión justa, esta la versión cariñosa, vengadora, etc.) provenientes de la su creación.

Eso lo entiendo, pero aceptar dinero del crimen, ¿no es una forma de complicidad?, digo, la ley es clara en el uso de dinero de procedencia ilícita y claro, no es lo mismo que uno capo del narcotráfico aporte en la charola cuando pasa después del sermón dominical, 100 pesos, 200 o 500 según su dadivosidad a recibir 1 o 2 o 3, millones, de dólares para una nueva iglesia o dispensario.

Soy muy claro en lo que Yo creo, la verdad es que el recibir limosnas o saber el paradero de algún criminal buscado por cualquier delito que fuera, y no denunciarle, es caer en complicidad; también sé que eso conlleva a la tumba o que uno tenga, como dicen en Culiacán, Sinaloa; ímorir de un infarto calibre 9mmî o ímuerte naturalî en un ajuste de cuentas o levanton.

Me gustaría saber sus opiniones, ya que se dice que entre ¡ngeles y Demonios, el Hombre se mueve, y es verdad, a veces hasta los ¡ngeles salen tentados por los demonios… ¿se vale una anécdota?

A mediados del sexenio del ex Presidente Salinas de Gortari, el aquel entonces, procurador de justicia de la nación, Dr. En Derecho Jorge Carpizo; recibió casi a media noche una llamada del Presidente para que lo vera íinmediatoî un domingo, que pintaba ser cualquiera.

El procurador Carpizo se vistió de manera casual y llego a la sala de la residencia oficial de los pinos, pasando a uno, de los muchos privados que en la vivienda hay donde, encontró también, al nuncio apostólico Girolamo Prigione, primer embajador de la Santa Sede en México.

La cuestión era sencilla, el Nuncio decía que en la embajada del Vaticano en el DF (nunciatura) estaba un señor que se identificaba como uno de los íArellano Félixî (temibles narcotraficantes que uno esta preso, otro muerto y el ultimo esta siendo investigado) y quería antes de entregarse, hablar con el Presidente; el Presidente mandó a llamar a su procurador de justicia ya que no sabia que hacer, a lo cual la respuesta fue tajante; íque se entregue primeroî, el nuncio menciono que esta persona, ítemíaî por su vida ya que en la procuraduría había mucha gente que le quería muerto, de nueva cuenta el procurador hizo ver su postura apegada a derecho, íentonces que se entregue al ejercitoî, no se llego a nada y se despidió el nuncio.

¿Se podía hacer algo mas?, en menos de 5 o 10 minutos no se podía (madrugada de lunes) orquestar un despliegue de buena magnitud para apresar al ísupuestoî narcotraficante, de hecho, no se sabia si era verdad que fuera un importante capo de las drogas y por ultimo; el suelo de la nunciatura era suelo del Vaticano, ¿cómo irrumpen policías o militares en un recinto con monjas y curas de otros países, que bien podían servir de rehenes?

El Dr. Carpizo hizo bien responder así y actuar así; pero el diablo, algunas veces a vestido sotana, así como kippa judía o turbante musulmán; ahora va la parte mas entretenida de este espacio, usted amigo lector, ¿qué opina?

Technorati Profile

20 Comments

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *