El Cadaver Exquisito [Juego al juego por el juego mismo]

Inicio en Xana Vengo de Eneta

Quizá la guerra, como la muerte misma, sea parte esencial de la actividad Humana. No honramos a los muertos porque nos hayan enseñado a acabar con la guerra para siempre, sino por algo más simple y conmovedor; ellos murieron porque lo pedimos. Las tumbas de nuestros soldados, son su terreno sagrado, el santuario al que los vivos sin reposo acudimos para tratar de comprender el significado de su muerte y el dolor de nuestras acciones, un pensamiento se eleva a modo de oración, en pos del que se ha ido…

Continuo en El Niño

Technorati Profile

25 Comments

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *